¡Publicalo aquí! Se vende fácil

Jardines: refugios de belleza natural.

09-12-2015 |

La elección de las plantas depende del ambiente y los colores de la casa. Tome en cuenta la inversión que debe realizar en su mantenimiento.

Foto con fines ilustrativos

Los amantes de la naturaleza suelen aprovechar pequeños espacios en la casa para crear un jardín. La elección de las plantas y el uso de elementos no es una labor sencilla.

El primer paso es determinar el tipo de espacio que desea (entre los más comunes están el tropical, el minimalista y el japonés) para luego echar cabeza a su diseño.

En este proceso se incluye cómo ejecutar la obra y las fechas en las que se hará. En el mercado hay una extensa gama de productos ornamentales, los cuales se seleccionan según las condiciones que requieran las plantas y los árboles que albergará su jardín. Hay algunas especies que requieren, por ejemplo, más sol que otras, destaca Johnny Campos, del vivero Joan’s Garden en Sabanilla.

Fiesta de color

Según Campos, flores como rosas, tulipanes, hibiscus, ciclamen y suculentas son de las preferidas por los clientes.

Los cuidados, como se mencionó, dependen de la flor. “Las rosas son de sol directo, en la sombra no se desarrollan, por lo que su ubicación en el jardín debe ser estratégica.

El riego, por su parte, depende de la zona geográfica donde se ubiquen; en época seca hay que echarles agua de día por medio, cuando llueve recibirán agua de forma natural”, comentó Campos.

En el caso de los cactus, los cuidados son diferentes porque no requieren de un riego constante, pero sí de un suelo adecuado para desarrollarse.

Gran tamaño

En algunos jardines, el espacio es bastante amplio lo que permite sembrar especies más grandes como los árboles. El único cuidado que debe tomarse en cuenta es pensar en el tamaño al que llegarán, de manera que no afecte ningún cable eléctrico o la estructura de la vivienda.

Los árboles más recomendados para tener en casa son los de limón, guayaba y cas. Estos, a su vez, necesitan riego –en época seca– y abono, el cual debe ser aplicado de manera periódica.

Por su parte, los elementos decorativos le ayudarán a embellecer aún más estos espacios.

Los más utilizados son las fuentes, los pozos, las bancas, las mesas, las macetas, los pedestales, las columnas, los balaustres, algunos postes de iluminación, las figuras y los adoquines, que usualmente están confeccionados en concreto.

La clave para seleccionarlas es que estas piezas armonicen con el tipo de jardín y el estilo de la casa.

Tome en cuenta que, al construir un jardín, el mantenimiento mensual o trimestral es clave para que el espacio esté en perfectas condiciones.

 

RINCONES BIEN PENSADOS

1. Ubicación: a partir de ella se podrá determinar las áreas de sol y sombra, así como el tipo de plantas a utilizar.

2. Clima: crear espacios con condiciones climá-ticas intermedias (entre sol y sombra), con ayuda de estructuras o árboles.

3. Alrededor es: revisar si existen vistas estratégicas de la casa que afecten la ubicación de las plantas y árboles.